Prensa

Artistas

Series

Ofertas

Catálogos

Precios

Comprar

Información

Prensa

Creación Injuve 2009

Círculo de Bellas Artes. Madrid. Hasta el 4 de octubre de 2009
[Abel H. Pozuelo. El Cultural, 18 de septiembre de 2009]

NUEVOS AIRES DE FRANQUEZA

Como viene sucediendo en las últimas ediciones continúa la apuesta recíproca de Instituto de la Juventud y Círculo de Bellas Artes por dar nuevo empuje y vigor a la muestra de artes visuales y el resto de los premios y proyectos seleccionados -música, narrativa, poesía, diseño, cómic y propuestas escénicas, también tienen cabida- dentro de Creación Injuve. Ello, junto a la selección de buenos profesionales para el jurado y comisariado, resulta sin duda fundamental para el mantenimiento de un nivel de interés en esta edición veinticuatro.

Destaca negativamente el exceso de vecindad que se da en la sala Picasso entre la muestra que aquí nos ocupa y la representación de diseño y cómic, lo que propicia distorsión y cierta sensación de apelotonamiento. Es algo que no ayuda en una muestra que por su propio carácter ya resulta confusa. Pese a ello, José Luis Brea, Pablo Juliá, Beatriz Herráez y María Pallier -que vuelve a repetir y parece fija en el equipo ideal-, han dado con una selección briosa y bien armada. El comisario Kamen Nedev ha dispuesto un juego difuso de relaciones invisibles, concomitancias y confrontaciones que funciona mejor cuanto más despejadas y aisladas se encuentran las obras. De gran ayuda resulta el que esta vez sí exista un catálogo que sirve como mapa que orienta en ese horizonte y provoca el encuentro con algunas miradas interesantes y más de un proyecto de fascinación.

Si sirve de algo exponer impresiones generales sobre lo que es acumulación de tesis y procesos individuales y no una colectiva comisariada, parece elemental constatar la falta de pujanza de lo pictórico frente al reinado audiovisual, para la producción de obras cerradas o en la documentación de acciones. Los vídeos conforman una aplastante mayoría: más de la tercera parte de los trabajos expuestos y de práticamente la mitad de los artistas. En este sentido cabe destacar los trabajos de una Paloma Polo (premiada) que va haciendo camino con piezas donde se mezcla lo analítico con lo misterioso, lo profundo y lo sublime, lo críptico y lo hechizante. También merece atención especial- y habría merecido más suerte- la pieza de la peruana Maya Watanabe, un vídeo donde la imagen de una actriz “dobla” un collage de diálogos de películas en diferentes lenguas. Algo más lejos pero asimismo interesante resulta la acción dramático-coreográfica filmada de Daniel Llaría.

A su lado, hallamos mucha fotografía, medio y técnica utilizados con intenciones muy distintas que oscilan entre la belleza estilizada de Nerea Goikoetxea y la poesía y análisis postromántico de sus imágenes de paisajes en blanco y negro tocados por trazo rojo automático; y la mirada reflexiva y documental de Ismael Teira o Bongore. Junto a vídeos y fotos, aquí y allá aparecen distintos objetos, instalaciones que van de los dibujos de Sae Aparicio al diccionario sobre el éxito de Oriol Vilanova, la acción documentada y con ejemplo físico en la sala sobre la Cañada Real de TxP, o la pieza -también con premio- de Ion Arregi, mediante botelleros ensamblados, con sus alusiones escultóricas y su potencia como objeto a la vez que sus alusiones a la resignificación mediante recuperación memoriosa de formas, objetos e ideas. Quizá fantaseo, pero da la impresión de que lo más destacado aquí trae nuevos aires pero perfumados de franqueza, de honestidad. Es sano respirar.