Prensa

Artistas

Series

Ofertas

Catálogos

Precios

Comprar

Información

Prensa

Timeless Territories (Territorios eternos)

Mina Campina de Cima. Loulé (Portugal). Hasta el 30 de agosto de 2009
[Sema D’Acosta. El Cultural, 3 de julio de 2009]

VISIONES EN LA MINA DE SAL

El sitio es peculiar y extraordinario. Una mina de sal situada a más de 200 metros de profundidad en medio de Loulé, una pequeña localidad del Algarve portugués. A la excepcionalidad del lugar, se añaden las especiales condiciones de la visita, que no difieren en nada de la bajada que puede hacer un trabajador cualquiera para comenzar su jornada laboral. Hay que descender con casco en un elevador industrial donde caben, ajustadas, seis personas por trayecto. En este contexto desacostumbrado para una muestra de arte contemporáneo, han preparado María y Lorena de Corral una propuesta específica que toma como instrumento fundamental la luz, una materia/medio que en la penumbra del yacimiento destaca por su visibilidad.

Las comisarias españolas han seleccionado sólo 9 obras, y la mayoría son creaciones de vídeo, a excepción de una instalación de Daniel Canogar y dos cajas de luz al comienzo del recorrido, una de Isaac Julien y otra de la conocida serie Gold in the morning de Alfredo Jaar. Es un acierto mayúsculo que hayan elegido un número tan limitado de trabajos, la proporción justa para crear un clímax adecuado que permite disfrutar la atmósfera de la cueva. El reto era difícil, pero lo han superado con nota. No existe un tema general en conjunto, pero sí varios motivos articulados, elementos comunes sutilmente enhebrados que tienen que ver con el trabajo, la búsqueda, las relaciones humanas con el entorno, la Naturaleza o la tecnología. Encuadrado dentro de un plan cultural que pretende revalorizar durante el verano un enclave turístico de primer nivel, este proyecto es uno de los más atractivos de los once que componen esta tercera edición del festival Allgarve.

Las proyecciones, distribuidas como si fuesen capillas anexas a una larga nave central en forma de codo, apenas son narrativas; quizás las que más, la hermosa letanía sobre el pueblo gitano que ha ideado Vasco Araujo y la semblanza medioambiental de Mariko Mori, un rito de iniciación sintoísta planteado con trazas irónicas. La alegoría de la surafricana Berni Searle es una metáfora con varios niveles de interpretación: una nevada de harina cae sobre una mujer negra hasta volverla casi blanca; con el polvo que la cubre y la ayuda de agua crea masa para hacer pan, alimento esencial que produce la tierra igual que la sal que genera el mar. Precisamente el océano es el motivo principal de la obra de Montserrat Soto. Por un hueco ficticio cavado en la pared, vemos y oímos olas que llegan a una orilla. La tecnología nos permite disfrutar del mar en un espacio inverosímil, igual que también hace notar el paso de las estaciones en un lugar donde no existe el tiempo, paradoja que es posible gracias al colorista árbol animado diseñado por Jennifer Steinkamp. La pieza que cierra el itinerario es una doble proyección de Mark Wallinger, un vídeo que recrea la mirada del viajero de un metro circular berlinés en sus dos direcciones. Extrañamente, la ciudad se mueve mientras permanecemos parados.

Ante la caducidad evidente de los modelos macroscópicos que se repiten hasta la saciedad en cualquier rincón del mundo sin diferenciación ni originalidad, la apuesta site specific por un dominio local con un planteamiento intimista, potencia la estimación del lugar y descubre relaciones nuevas con el medio. De alguna manera, algo parecido a lo que Obrist hizo en la Huerta de San Vicente de Granada homenajeando a Lorca.

Timeless Territories significa todo lo contrario que la vorágine apresurada de una feria o una bienal. Es trabajar en un lugar atemporal, sin referencias, que se convierte en un remanso para la reflexión. En estos momentos de prisa no debemos olvidar que la contemplación de una obra de arte requiere serenidad, disposición e interpretación, tres elementos que se conjugan a la perfección en este espacio de tranquilidad y silencio.