Prensa

Artistas

Series

Ofertas

Catálogos

Precios

Comprar

Información

Prensa

Documenta 14

Kassel (Alemania) y Atenas (Grecia). Hasta el 16 de julio de 2017
[Luisa Espino. El Cultural, 7 de mayo de 2017]

DOCUMENTA APRENDE DE ATENAS

Este sábado, 8 de abril, arranca la 14 edición de Documenta, esta exposicion de exposiciones que se celebra cada cinco años en la ciudad alemana de Kassel. Y arranca, por primera vez en su historia, en Atenas, bajo la batuta de su director artístico Adam Szymczyk -comisario polaco conocido por su trabajo como director de la Kunsthalle de Basel y el comisariado de la Bienal de Berlín de 2008-, donde nos espera la que posiblemente sea la propuesta más coral hasta el momento. El proyecto, pensado junto a un amplio equipo de comisarios, se despega este año del enfoque habitual y propone uno distinto, un enfoque con dos aspectos sobresalientes. El primero, el desdoblamiento de la exposición en dos ciudades, Kassel y Atenas, las dos con el mismo peso. Atenas se podrá visitar hasta el 16 de julio, y la sede alemana entre el 10 de junio y el 17 de septiembre. ¿Cómo gestionar dos lugares tan distantes, multiplicados a su vez en múltiples espacios locales? Aumentando tanto el presupuesto -cuyos fondos fijos vienen de la ciudad de Kassel, el estado de Hesse y de la propia República alemana-, como el equipo humano.

“No queríamos un programa público limitado a las conferencias, sino una plataforma de activismo cultural”. Paul B. Preciado
Para expandirse a otro país sin quedarse en un acercamiento superficial, Documenta se ha apoyado en el programa de actividades públicas que llevan desarrollando en la capital griega desde septiembre de 2016. A su cabeza está el comisario español Paul B. Preciado, que relata a El Cultural sus intenciones: “No queríamos un programa público limitado a una serie de conferencias durante la exposición, sino que funcionara como una plataforma de activismo cultural abierta al público, que instalara el ‘tono’ de la exposición antes de que ésta estuviera abierta. No queríamos tampoco hacer una exposición de 100 días, que aparece y desaparece”. Preciado lleva dos años viviendo en Atenas, trabajando con colectivos e instituciones locales. “La decisión curatorial y política fue trabajar únicamente con instituciones públicas, lo que en Grecia, en el momento actual, fue decisivo pero evidentemente muy difícil”.

El lugar más simbólico para el desarrollo de todas estas actividades ha sido un centro de arte llamado Parko Eleftherias, que significa el Parque de la Libertad. “Parko Eleftherias fue el cuartel general de la policía militar durante la dictadura y pensamos que ése era un buen lugar desde el que empezar a preguntarnos ¿a quién pertenece la historia? ¿Quién puede narrarla?”. El programa se ha llamado El Parlamento de los Cuerpos, estará activo durante toda la exposición y a finales de abril, los días 27, 28 y 29, viajará a Kassel a hacer un foro con la participación de artistas, activistas y críticos como Alfredo Jaar, Dimitris Kousoris, Boris Buden, Cecilia Vicuña, o el colectivo sudafricano IQUIYA.

Daniel G. Andújar: Los desastres de la guerra (detalle), 2017. Documentación del proyecto
En Documenta 14 participan más de 160 artistas, la mayoría con obra de nueva producción, aunque también haya piezas históricas. La lista de artistas se ha mantenido en secreto hasta el final, algo que Szymczyk explica porque “una exposición debería ser una experiencia sin mucha expectación preconcebida” y es que Documenta intenta poner la atención en los discursos y no tanto en los nombres y las tendencias.

Seis artistas españoles
Entre todos los participantes, la presencia española viene de distintos campos del arte, la música, el teatro y las artes escénicas. Algunos de los nombres no son conocidos por el público mayoritario, algo a lo que nos tiene ya acostumbrados Adam Szymczyk. Daniel G. Andújar, Pedro G. Romero, el Niño de Elche e Israel Galván, Roger Bernat y Mattin Artiach han respondido al statement de la exposición -Aprendiendo de Atenas- centrándose en distintas temáticas y episodios históricos a los que se han aproximado con distintas herramientas visuales, que van de la instalación a la performance, del flamenco a la improvisación musical. Todos ellos han pasado tiempo en Atenas y comienzan allí sus proyectos, que después tendrán su réplica en Kassel.

El objetivo de Daniel G. Andújar es llevar a cabo una protesta visual contra la violencia que toma como referente a Goya
Daniel G. Andújar (Almoradí, Alicante, 1966) ha desarrollado dos líneas de investigación que se cruzan en su proyecto Los desastres de la guerra. Por un lado ha trabajado sobre la historia de las estrategias bélicas de las culturas prehelénicas y sobre las relaciones de Alemania y Grecia durante la ocupación nazi y en la actualidad. Paralelamente, ha reflexionado sobre los conceptos de copia y original partiendo de la premisa de que el canon es una construcción cultural. Su objetivo es llevar a cabo una protesta visual contra la violencia que toma como referente los aguafuertes de Goya.

El proyecto tiene tres partes: una publicación, LTI-Lingua Tertii Imperii, que forma parte de la programación de actividades públicas: “He tratado de contextualizar la historia y los acontecimientos que rodean al edificio de los programas públicos en Parko Eleftherias valiéndome de un extenso archivo gráfico y un glosario de términos utilizados durante el periodo de la Junta Militar Griega, Dictadura de los Coroneles, entre 1967-1974”. La segunda parte es una gran instalación, Los desastres de la guerra, Akademia de los Metecos (Atenas), en la que encontraremos una multitud de elementos como 70 modelos de esculturas griegas impresas en 3D en plástico y los moldes del Efebo de Maratón. En Kassel una nueva instalación, Los desastres de la guerra. Caballo de Troya será “un antimonumento de grandes dimensiones”.

Baile con monedas
Pedro G. Romero (Aracena, Huelva, 1964), el Niño de Elche (Elche, Alicante, 1985) e Israel Galván (Sevilla, 1973) presentan un trabajo conjunto, como ya han hecho en otras ocasiones, en el que buscan los lazos que unen al flamenco con la música del oriente del Mediterráneo, en todo lo que fue el Imperio Bizantino. Bajo el título La farsa monea se recoge un proyecto de performances y acciones. En el Museo Numismático de Atenas se harán presentaciones públicas y se pondrán en circulación 3 ediciones de monedas -La sevillana, La perra gorda y la chica, y La padremare-. “Pusimos en común -señala Pedro G. Romero- nuestros últimos proyectos, mis trabajos sobre el dinero, el ¡Compro oro! del Niño de Elche o los bailes con las monedas que Israel Galván ha realizado desde siempre, la deuda, las desigualdades económicas, la nueva cultura del trabajo, todo esto estaba muy presente en los programas públicos y actividades que viene desarrollando Documenta”.

Roger Bernat: Thingplatz construído a las afueras de Berlín (detalle), 1936. Documentación del proyecto
Roger Bernat (Barcelona, 1969) llega del mundo del teatro con proyectos en los que la colectividad se convierte en la protagonista. Ha tomado como punto de partida para su proyecto una tipología de teatro al aire libre que se popularizó durante la época nazi, los Thingplatz, que se inspiran en los anfiteatros griegos. En ella se representaron los Thingspiel, “versiones delirantes del teatro clásico”. The place of the Thing ofrece una versión de estas ceremonias que fueron los Thingspiel.
“La deuda, las desigualdades, la nueva cultura del trabajo, todo estaba en las actividades”. Pedro G. Romero
Es una pieza teatral colectiva en la que todo gira en torno a un objeto: un mármol falso que representa la piedra de juramentos que en el año 399 fue testigo del inicio del juicio a Sócrates. La obra de Bernat consiste en el traslado físico de esta piedra de Atenas a Kassel trazando una ruta que atraviesa los Balcanes hasta llegar a Alemania. “The place of the thing es el lugar en que cada grupo o asociación va a escoger emplazar la piedra. Lo único que está decidido de antemano es el lugar de salida, porque la piedra, desde hace miles de años, está en el ágora ateniense”.

De lo sonoro a lo social
El último de los artistas españoles es Mattin Artiach (Bilbao, 1977) que procede del campo de la improvisación libre musical. Ha participado en exposiciones de arte y sonido sobre todo con ruido e improvisación. En Documenta presenta Disonancia social, un proyecto en el que 4 personas interpretan una partitura siguiendo instrucciones previas del artista.Tras varios ensayos, han arrancado el jueves 6 y se puede seguir en streaming en la web de Documenta. Este concierto toma como punto de partida la pieza 4’33” del músico americano John Cage pero traslada el foco de atención de lo sonoro a lo social. Artiach lo explica así: “Disonancia social es tanto un concepto como una partitura. La idea de disonancia social toma como punto de partida la disonancia cognitiva que tiene que ver con pensar una cosa y hacer la contraria. Tiene que ver con la tensión que existe entre la idea que tenemos de nosotros mismos como individuos libres, y cómo la realidad nos demuestra que estamos socialmente determinados por intereses económicos que imposibilitan cambiar las cosas a nivel estructural. Vengo de la improvisación libre musical y este contexto me ha ayudado a comprender cómo nuestra idea de la libertad es muy limitada”.