Prensa

Artistas

Series

Ofertas

Catálogos

Precios

Comprar

Información

Prensa

Jaume Plensa. Invisibles

Palacio de Cristal. Madrid. Hasta el 3 de marzo de 2019
[Francisco Carpio. ABC Cultural, 8 de diciembre de 2018]

PRUEBA SUPERADA

El Palacio de Cristal del Retiro, lo tengo ya dicho y escrito, es un espacio expositivo difícil y peligroso, tanto como asta de miura, frente el que se han estrellado numerosos artistas. En esta ocasión es Jaume Plensa quien presenta «Invisibles», un proyecto realizado específicamente para este complejo locus. Se trata de una instalación escultórica compuesta por tres rostros de mujer con los ojos cerrados, confeccionados con mallas de acero, que entablan un sugerente diálogo de representación y de visión a través de dos elementos muy vinculados a la creación plástica –y tridimensional– como son el espacio y la luz, junto a otro factor, más asociado a las mecánicas de expresión narrativas y conceptuales, como es el tiempo, a lo que yo añadiría, tal vez de una forma más sutil y menos «visible», el vector del silencio, quizás la única medicina adecuada para esa enfermedad del ruido mediático que tanto nos aqueja… Confluyen así en esta obra algunas de las principales líneas de acción que han venido ocupando su sintaxis creadora.

El empleo de cabezas –según sus palabras, «el gran palacio de los sueños»–, le acerca a uno de los iconos universales de la escultura, y, en general, de la representación plástica. Son contenedores de identidad, y también de memoria (que él siempre asocia a lo femenino), y que le sirven para construir un ejercicio volumétrico en el que combina tradición y experimentación. Mediante un sutil y lírico juego entre lo público y lo privado, entre lo íntimo y lo colectivo, entre forma y vacío, Plensa propone una pieza que actúa como eco visual de este espacio. Un espacio que se concibe –creo que por vez primera– como una suerte de doble vitrina, conteniendo y mostrando dos distintas posibilidades de visión: de día y de noche. Otros motores dialécticos, como son lo visible y lo invisible, lo material y lo intangible, lo percibido y lo imaginado, siempre a partir de la luz y del espacio, contribuyen a crear un ámbito de transparencias, y de interferencias, francamente atractivo. Prueba superada.