Prensa

Artistas

Series

Ofertas

Catálogos

Precios

Comprar

Información

Prensa

Angie Bonino. El imperio de las imágenes

B the Travel Brand Xperience. Madrid. Hasta el 21 de marzo de 2019
[Fernando Castro Flórez. ABC Cultural, 26 de enero de 2019]

LOS DELITOS DE LA GLOBALIZACIÓN

José Jiménez pone en marcha el proyecto La expresión americana, un ciclo de exposiciones que presentará en el espacio de B the Travel Brand Xperience de Madrid –y en el MEIAC de Badajoz– obras de artistas latinoamericanos. El comisario retoma el título del libro que recogía las conferencias que Lezama Lima pronunciara en La Habana en 1957 para subrayar el mestizaje de la representación, esto es, « la dinámica de apropiación subversiva» como una marca definitoria del arte de América Latina. La «transculturación», por emplear la noción de Fernando Ortiz en Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar, es un elemento crucial en algunas prácticas artísticas contemporáneas y, más allá de las inercias de la «globalización imaginada», es fundamental plantear nuevas cartografías estéticas para pensar de forma plural el presente.

En un ir y venir
El trabajo de Angie Bonino (1974) es un ejemplo perfecto para Jiménez del movimiento de «ir y venir» que es rasgo distintivo de la «expresión americana». Esta peruana ha experimentado a fondo el viaje, y sus obras multimedia sedimentan su nomadismo. Su dinámica de investigación está focalizada en el desentrañamiento del Orden Mundial que, en buena medida, no es otra cosa que un mecanismo de generación sistemática de catástrofes.

Se podrían considerar las obras de Bonino como fragmentos de una cartografía cognitiva (en proceso) que ofrece herramientas críticas para resistir, desde la imagen comprometida, a las derivas del capitalismo neoliberal. A través del hechizo o incluso del fetichismo de la mercancía surge la urgencia de hacer visible aquello que el poder oculta o sublima: el sufrimiento y la violencia, la desigualdad y la exclusión.

Bonino hablaba en el catálogo de su exposición Tras las huellas del delito (2013), de un gran crimen que no es otra cosa que el plan de los poderosos del mundo para mantener la lógica de lo peor. Las políticas globales han encadenado a los ciudadanos a una deuda inmensa que nunca se podrá saldar, en un acelerado y delirante proceso de «financiarización» que es un «lucro predatorio» basado en los derivados tóxicos. Bonino desvela con lucidez crítica aspectos ocultos de nuestras sociedades del control: muestra el despliegue de los sistemas de dominación por medio del uso táctico de las imágenes. Si en el vídeo La imagen (2000) vemos una manifestación contra el gobierno dictatorial de Fujimori, en Nuevo Orden Mundial (2007) nos confrontamos con los rostros «seductores» de una economía que tiene, a todas luces, contornos sombríos. Desde las ruinas bélicas, trazadas en estética de vídeo-juego (Cuando amanece temprano, 2018) hasta Transmigración (2018), se realiza un ambicioso mapeado de las conflictivas fronteras de un mundo que parece haber expurgado la esperanza.

Buen contradiscurso
Y, a pesar de todo, Bonino confía en el poder de las imágenes como contradiscurso, e incluso indica que está segura de que «la oscuridad desaparecerá». Cincuenta años después de la llegada del hombre a la luna, reapropiándose de un fotograma de Meliès y de noticias del acontecimiento histórico, la peruana hace que no olvidemos que ese «pequeño paso para el hombre» puede dialogar con la tremenda imagen del hombre que voló en Manhattan o con la foto del niño sirio Aylan ahogado en la costa. Como afirmara Didi-Huberman, la imagen arde en contacto con lo real. Bonino, nos invita a orientarnos en una realidad traumática que no es un mero show. Angie Bonino El imperio de las imágenes B the Travel Brand Xperience. Madrid. C/ Miguel Ángel, 33. Comisario: José Jiménez.